OBRA PÚBLICA EN QUILMES: PRINCIPALES INTERVENCIONES Y COMPROMISOS DE GESTIÓN  
    

17 de octubre de 2020 > Publicaciones > Centro de Estadísticas

OBRA PÚBLICA EN QUILMES: PRINCIPALES INTERVENCIONES Y COMPROMISOS DE GESTIÓN

     
Compartir

17 de octubre de 2020 > Publicaciones > Centro de Estadísticas

OBRA PÚBLICA EN QUILMES: PRINCIPALES INTERVENCIONES Y COMPROMISOS DE GESTIÓN

INTRODUCCIÓN

Los gobiernos locales han sido ponderados históricamente por su performance en la planificación y ejecución de la obra pública, en particular los más densamente poblados que pertenecen al primer y segundo cordón del conurbano bonaerense. Los municipios resultan el nivel del Estado más cercano a la realidad cotidiana de sus habitantes: los gobiernos locales conocen y comprenden la realidad de su distrito y pueden hacer posible un tratamiento más eficiente de los recursos que provienen de instancias superiores de gobierno (niveles provincial y nacional). Además, la capacidad de generar mejoras duraderas en la calidad de vida de sus habitantes suelen constituir verdaderos hitos en la gestión municipal. Por otro lado, la correcta administración de los recursos (económicos, humanos y técnicos) para estos fines es un condicionante necesario (aunque no suficiente) para la continuidad de un proyecto político.

Este informe tiene como objetivo analizar los lineamientos generales de la gestión del desarrollo urbano del Municipio de Quilmes a partir del nuevo ciclo político abierto en diciembre de 2019. Asimismo, intentaremos discernir aquellos cambios y continuidades en la gestión actual respecto de la anterior en cuanto a una serie de variables que hacen al desarrollo urbano local: capacidad de gestión de los recursos, priorización del gasto público y su dimensión territorial, relación con las demandas históricas al municipio, instrumentos de participación ciudadana, etc.

URBANIZACIÓN, MEJORAMIENTO URBANO E INTERVENCIONES EN EL ESPACIO PÚBLICO

La obra pública forma parte de alguno de los siguientes ejes o dimensiones del hábitat: los proyectos de urbanización y/o mejoramiento de vivienda, las acciones de mejoramiento urbano (pavimentación, aceras, desagües pluviales, etc.) y las intervenciones para impulsar y desarrollar el espacio público (espacios verdes, equipamientos comunitarios, entre otros).

En una primera lectura, podemos observar que el foco de las intervenciones realizadas estuvo puesto en las acciones de mejoramiento urbano. Para el mes entrante está prevista la pavimentación de la calle 816 (Barrio La Matera) y durante el segundo semestre se proyecta un plan de pavimentación que abarca numerosos barrios del oeste del municipio (Villa La Florida, Quilmes Oeste, Quilmes Sur, Ezpeleta Oeste) en el que se encuadra el proyecto de mejoramiento de la Av. 844 en Villa La Florida que incluirá pavimentación, aceras y mobiliario urbano. Asimismo, se destaca el Plan de Puentes sobre los arroyos San Francisco y Las Piedras, proyectado para el segundo semestre del año. Estas intervenciones resultan estratégicas porque, al mejorar sustancialmente la conectividad de estos barrios, permiten que la población se vea directamente beneficiada con un acceso mayor a la oferta de bienes y servicios que provee la ciudad. Además, la inclusión de cordón cuneta y desagües pluviales ayudará a reducir la acumulación de agua y las inundaciones. Por otro lado, una buena conectividad es esencial para acompañar la recuperación económica y el desarrollo productivo, sobre todo en un sector del municipio en el que los usos residenciales conviven con la actividad industrial y logística.

Otra dimensión importante en las intervenciones relevadas es el espacio público. La puesta en valor de espacios verdes emergió como un aspecto central ante la crisis sanitaria actual desatada por la pandemia. Más allá de esto, el acceso a espacios públicos de calidad es imprescindible tanto para obtener una buena calidad de vida como para el desarrollo de lazos de solidaridad y sentido comunitario. En este punto se destacan algunas obras, como las intervenciones proyectadas para este semestre: equipamiento para la generación de una plaza inclusiva en el Parque de la Ciudad, la puesta en valor de la plaza del Centro Cívico del Barrio La Iapi, el corredor los Andes y el plan de intervención en espacios verdes. Asimismo, se valora la intención de terminar las obras iniciadas en la gestión anterior en el Microestadio Néstor Kirchner. La experiencia exitosa del Municipio de Avellaneda en relación al fomento de prácticas deportivas y culturales en nuevos espacios destinados a ese fin actúa como referente claro de la potencialidad de dichas propuestas.

Finalmente, podemos observar los procesos de urbanización y construcción y mejoramiento de viviendas. Este es un sector sensible en el Municipio de Quilmes, ya que, después de La Matanza, es el que más asentamientos precarios posee en su territorio. Es difícil evaluar los avances en este campo en el corto plazo, puesto que es un sector complejo en el que intervienen numerosos procesos (licitatorios, regularización, adjudicaciones, etc.) y donde se articulan distintas áreas y niveles de gobierno. Sin embargo, los avances son promisorios en tanto existe la perspectiva de continuar con la construcción de viviendas que habían sido paralizadas por la gestión anterior. La crisis económica acentuada por la pandemia aceleró la problemática habitacional y hoy el tema está en plena agenda pública. La situación en Quilmes respecto de las tomas de tierra está siendo contenida, pero urge gestionar los recursos necesarios para paliar una de las problemáticas sociales más importantes a nivel local. En este sentido, cabe destacar también el compromiso público asumido por la urbanización de Villa Azul, caso emblemático cuyo contraste con el sector perteneciente a Avellaneda demostró que la urbanización permite mejorar sustancialmente la calidad de vida de la población.

Por último, es necesario aclarar que la obra pública, así como otras áreas clave de gobierno, estuvieron fuertemente condicionadas por la situación sanitaria a raíz de la pandemia ocasionada por el Covid-19. En ese sentido, el destino de fondos para la construcción del Hospital Modular junto al UPA 17 asumió un rol estratégico, así como la intervención prevista para este semestre de pavimentación en las inmediaciones del hospital, para mejorar la accesibilidad a los servicios de salud en la atención de las emergencias.

LA GEOGRAFÍA SOCIAL DEL GASTO PÚBLICO

Una de las mayores virtudes de la gestión actual es la necesaria reorientación del gasto público hacia los barrios del distrito más rezagados históricamente. En este sentido se destaca la gran cantidad de obra pública realizada o planificada para el oeste del municipio (cuenca de los arroyos San Francisco y Las Piedras). Una de las mayores problemáticas en este sector es la escasa conectividad en sentido este-oeste, de vital importancia por la posibilidad de integración con el resto del Municipio y por el acceso a la centralidad de Quilmes, al ferrocarril Roca o a la ribera de Quilmes, entre otros. Algunas obras de pequeña escala como el puente en la calle 82, los dos puentes vehiculares sobre Camino Gral. Belgrano, que al momento cuentan con el inicio de obra, generan a pesar de sus dimensiones un fuerte impacto en la vida de los barrios donde se desarrollan. En este sentido, el Plan de Puentes en el que se enmarca dicha obra constituye un hito muy significativo para el desarrollo de todos los barrios del oeste del municipio. La pavimentación de la Avenida Santa Fe, de aprobarse su financiamiento, será también clave a la hora de integrar el este con el oeste, tanto en la dimensión social como en la económica, potenciando el desarrollo productivo de esta área.

La prioridad del eje este-oeste en la asignación de los recursos viene a invertir las prioridades de la gestión anterior, concentrada casi exclusivamente en el eje del ferrocarril Roca, que agrupa a los sectores de mayor poder adquisitivo del municipio, o en el eje norte-sur a partir de obras como el Metrobus Calchaquí, que no contribuyó a mejorar la accesibilidad al oeste del distrito sino que, por el contrario, convirtió a la Av. Calchaquí en una nueva barrera urbana. De esta manera, la priorización del oeste de Quilmes constituye un mecanismo estratégico efectivo para contribuir a reducir las profundas desigualdades sociales que atraviesan el municipio.

LAS DEMANDAS HISTÓRICAS

Una de las mayores problemáticas del municipio de Quilmes es la falta de un adecuado tratamiento de los residuos. En los últimos años se han sostenido los basurales a cielo abierto, la quema de residuos y la contaminación de los cursos de agua por políticas inadecuadas por parte del gobierno local. En ese sentido, se destaca la ambiciosa propuesta de construcción del Eco Parque Quilmes (centro de tratamiento de residuos), que permitirá reducir sustancialmente la disposición final así como el aprovechamiento de los recursos y la generación de empleo. Para ello es necesario hacer más eficiente la separación en origen con lo cual será necesario ampliar los Ecopuntos y distribuirlos por el territorio municipal, lo cual ya está planificado.

Otra obra planificada de vital importancia por el impacto que tiene en miles de quilmeños y quilmeñas es el Centro de Trasbordo en Quilmes y la construcción de una nueva estación del ferrocarril Roca entre Quilmes y Ezpeleta. El reordenamiento de la movilidad impactará positivamente para comenzar a revertir el deterioro del centro de Quilmes, lugar de referencia para todos los habitantes de nuestra ciudad.

LA GESTIÓN MUNICIPAL DE LOS RECURSOS NACIONALES Y PROVINCIALES

Un aspecto vital para los estados municipales es la posibilidad de gestionar eficazmente el direccionamiento de recursos provinciales y nacionales para la realización de obras en el municipio. En este punto, un área clave es la gestión de los servicios básicos de agua y saneamiento, por su mejora inmediata en los indicadores sanitarios y habitacionales. Se destaca aquí entonces la articulación con AySA para la extensión de un colector primario (cloacas) en Villa Azul y Villa Itatí, dentro del Plan Agua más Trabajo. Se espera también la realización de la red secundaria cloacal en la Paz, y el cierre de malla de red de agua en la Ribera de Quilmes y distintas obras relevantes (parte del Plan Argentina Hace, con obras por 377 millones de pesos y financiamiento provincial comprometido por más de 120 millones de pesos).

LA INTEGRALIDAD Y CENTRALIZACIÓN DE LA OBRA PÚBLICA

Un cambio significativo en la gestión del desarrollo urbano es la centralización de las obras públicas bajo una única órbita (Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública). A diferencia de la gestión anterior, en la cual cada secretaría disponía de los fondos para la realización de obras en sus áreas respectivas (salud, educación, cultura, etc.), la centralización en una sola esfera permite una mayor eficiencia en la asignación de los recursos así como, fundamentalmente, la posibilidad de articularlas y guiarlas de manera coherente desde la planificación territorial.

De este modo, el área se hizo cargo de la realización de obras en más de un tercio de las escuelas de Quilmes. Asimismo, se destaca la continuidad de obras que habían sido paralizadas. Así como el estudio y paralización de obras proyectadas con errores groseros en cuanto a sus criterios técnicos (por ejemplo, obras hídricas en las Av. Otamendi e Iriarte).

LA NECESIDAD DE PLANIFICACIÓN

Si bien la planificación territorial es siempre necesaria para orientar el desarrollo urbano de una manera justa, igualitaria y equilibrada, la necesidad de asignar los recursos, escasos por la crisis económica heredada sumada al efecto recesivo de la pandemia, de manera eficaz y eficiente, se vuelve crucial. En este sentido, las obras realizadas no conforman un muestrario aislado de intervenciones sino que están articuladas en un plan de acción. Contar con un esquema de compromisos de gestión, tal como los presentó la intendenta, no suele formar parte de los planes de gobierno locales, por lo cual es necesario destacarlo, atendiendo además a que buena parte de los mismos aluden a la realización de obras públicas.

LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La participación ciudadana es un aspecto crecientemente incorporado en las políticas públicas, en tanto derecho que ejerce la ciudadanía a participar en la definición de aspectos básicos en relación al lugar en donde viven. La participación permite, por un lado, hacer políticas más eficaces, ya que incorpora de modo más directo las necesidades reales de la ciudadanía. Por otro, moviliza a la población y permite que se involucren más profundamente en una construcción colectiva. En este punto, se destaca que buena parte de los lineamientos que componen el plan de acción en obra pública (por ejemplo, la conectividad este-oeste) surgieron de dos foros participativos realizados durante la campaña electoral. Este punto contrasta completamente con la gestión anterior, que incorporó mecanismos participativos recién en el segundo año de gobierno, a través de una plataforma (Tu Barrio Propone) que poseía numerosas falencias metodológicas y técnicas, además de que las propuestas ganadoras no se llevaron a cabo.

LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA OBRA PÚBLICA

La perspectiva de género resulta ya un campo ineludible a la gestión pública y debe conformar un eje transversal que atraviese todas las políticas. Más allá de eso, es necesario acompañar dicha perspectiva con intervenciones que otorguen soluciones concretas a las problemáticas puntuales de las mujeres y disidencias sexuales. Se destaca entonces la decisión de continuar con una obra paralizada del gobierno anterior para construir el Centro Integral de las Mujeres y Diversidades (CIMD), así como obras de menor escala que sostienen las políticas de cuidado (guarderías, senderos seguros, etc.)

CONCLUSIÓN

En el contexto actual, signado por la pandemia de Covid-19, resulta insoslayable la atención de la emergencia sanitaria en cualquier eje de acción de gobierno. Así, la gestión actual incorporó la atención de la emergencia también en la obra pública, tanto por la priorización de las obras que mejoran la infraestructura sanitaria y el acceso a los equipamientos de salud como por las intervenciones rápidas derivadas de la urgencia.

Es insoslayable también que el gobierno anterior dejó decenas de obras paralizadas, por lo que el punto de partida resultó desde el inicio un escenario desfavorable (obras desfinanciadas, abandonadas o con errores de cálculo). La administración actual evidencia durante estos primeros meses un cambio de rumbo, una capacidad de gestión mayor que el gobierno anterior: una mayor cantidad de obras, más planificación de las intervenciones y una mayor articulación con los gobiernos nacional y provincial, lo que a su vez permite una mayor captación de recursos para obras en el territorio municipal.

Más allá de la mayor capacidad de gestión de los recursos, la gran diferencia respecto de la administración anterior es el cambio en las prioridades según el tipo de obra y la localización geográfica de las mismas. El foco está puesto hoy en la reparación de las desigualdades históricas del municipio, es decir, en la integración urbana de los barrios más postergados de Quilmes. Al mismo tiempo, la decisión política de comenzar a resolver los problemas más acuciantes del distrito como la problemática de los residuos sólidos urbanos marca un punto de inflexión en la gestión local. Finalmente, el tratamiento de la obra pública bajo una perspectiva integral, que responde de manera coordinada a las demandas sectoriales de otras áreas de gobierno, es un acierto.

Por último, es necesario mencionar que restan numerosos desafíos por delante. En primer lugar, el desarrollo de obras relevantes para toda la comunidad a lo largo de todo el distrito, en particular en aquellos barrios de sectores medios y medio-bajos que demandan mejorar su calidad de vida, incorporando diversas problemáticas urbanas más allá de la emergencia (elevado déficit de espacios verdes y recreativos, mobiliario urbano deteriorado, ascenso de napas, entre otros). En segundo lugar, incorporar la planificación estratégica a mediano plazo y diversos mecanismos de planificación participativa y concertada entre los distintos actores sociales de la comunidad quilmeña. Este punto resultará clave tanto para lograr una gestión más eficaz como para propiciar la construcción de un proyecto político que genere lazos de solidaridad más estrechos y potencie la identidad quilmeña, el sentido de pertenencia al municipio. Finalmente, resultará necesario sumar también ciertos instrumentos urbanísticos de gestión del suelo para transformar la realidad habitacional de miles de familias así como sumar la perspectiva ambiental como eje transversal que atraviese la obra pública.

IDEAL QUILMES





NOTICIAS

PUBLICACIONES

  LA EXPOSICIÓN A LA PUBLICIDAD DE PRODUCTOS DE TABACO EN QUILMES  
    

LA EXPOSICIÓN A LA PUBLICIDAD DE PRODUCTOS DE TABACO EN QUILMES

    Ver Publicación  
  EL SINCERICIDIO DE CARRIO, LA MESA JUDICIAL Y EL CONSECUENTE DAÑO INSTITUCIONAL CAUSADO  
    

EL SINCERICIDIO DE CARRIO, LA MESA JUDICIAL Y EL CONSECUENTE DAÑO INSTITUCIONAL CAUSADO

    Ver Publicación  
  EL CONURBANO Y LA CABA: UN REPARTO DESIGUAL QUE BENEFICIA A UNOS Y PERJUDICA A OTROS  
    

EL CONURBANO Y LA CABA: UN REPARTO DESIGUAL QUE BENEFICIA A UNOS Y PERJUDICA A OTROS

    Ver Publicación  
  SEGURIDAD CIUDADANA: PLAN DE INVERSIÓN Y COMPROMISOS DE LA GESTIÓN  
    

SEGURIDAD CIUDADANA: PLAN DE INVERSIÓN Y COMPROMISOS DE LA GESTIÓN

    Ver Publicación  
  OBRA PÚBLICA EN QUILMES: PRINCIPALES INTERVENCIONES Y COMPROMISOS DE GESTIÓN  
    

OBRA PÚBLICA EN QUILMES: PRINCIPALES INTERVENCIONES Y COMPROMISOS DE GESTIÓN

    Ver Publicación  
  QUILMES Y LAS POLÍTICAS SANITARIAS POR LA PANDEMIA COVID-19  
    

QUILMES Y LAS POLÍTICAS SANITARIAS POR LA PANDEMIA COVID-19

    Ver Publicación